No, no nos habíamos olvidado de la Milano Design Week 2021.
Al fin y al cabo, para los amantes y profesionales del sector, lo que tuvo lugar del 4 al 10 de septiembre pasado, es una cita ineludible, de importancia mundial.
Por eso, unas semanas después de su conclusión, es hora de hacer balance.

LA PRIMERA EDICIÓN DESDE EL COVID

De hecho, fue la primera edición desde la emergencia covid y los efectos, en términos de visitas, obviamente se hicieron sentir.

El Supersalone, evento especial del Salone del Mobile que ocupó cuatro pabellones de la estructura Rho-Fieramilano, con 425 expositores y solo el 16% de los operadores del exterior, acogió a 60 mil visitantes.
Un resultado del que el arquitecto Stefano Boeri, comisario de esta edición, dijo estar orgulloso.

En cuanto a los eventos del Fuorisalone, un sinfín de iniciativas que atraviesan la ciudad durante el Salone del Mobile, el promedio de visitantes fue de 30 mil por evento, con un pico de más de 50 mil visitantes a la Triennale, que este año acogió una exposición dedicada a la historia de la “semana del diseño” milanesa.
Treinta mil también en “Superstudio Più” y en Zona Tortona, cuna del “Fuorisalone”.

Cifras respetables, aunque los récords de asistencia registrados en la ciudad en los últimos años, por razones obvias, no se han repetido.
Las restricciones vinculadas al covid, particularmente duras en Italia, ciertamente han bloqueado el crecimiento de los últimos años y han dejado algo en que pensar.

UN FUTURO VIRTUAL?

En términos técnicos, la asistencia que registran los eventos virtuales organizados por Fuorisalone (400 mil usuarios únicos y 2 millones de páginas vistas) muestran un futuro en el que quizás se prescinda de la presencia física, sin embargo, sin repercusiones particulares en el sector.

Después de todo, la Milano Design Week se había convertido sobre todo en un evento y celebración de la ciudad: se trataba de una especie de rito colectivo en el que todos se sumergían durante una semana, a pesar de ser parte del mundo del interiorismo o no.
Exposiciones, instalaciones, eventos, fiestas: para bien o para mal, Fuorisalone había logrado hacer de Milán la ciudad del diseño, invadiendo literalmente la ciudad, reurbanizando espacios, haciendo noticias, trayendo gente a la ciudad.

Ahora es posible que esto nunca vuelva a ser como antes. Las empresas han comenzado a reorganizarse según la “nueva normalidad”, se ha roto un círculo virtuoso y no es seguro que se pueda reproducir.

Quizás no pierda el interiorismo, pero probablemente perderá Milán.
Lo veremos probablemente en 2022, con la sexagésima edición del Salone del Mobile, que se celebrará del 5 al 10 de abril, nuevamente en primavera.
Y qué primavera sea.

Emmanuel Raffaele Maraziti

Aviso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies


ACEPTAR
Aviso de cookies

Get in touch

600 Congress AveFlor 14 Blog C,Austin,Tx 78965

09876 768 6609875 788 889

your@mail.comname@domain.com

Say Hello.