Probablemente te hayas preguntado más de una vez, por simple curiosidad o por interés personal: ¿como convertirse en diseñador de interiores?

Hoy en dia hay varias posibilidades, pero es bueno señalar de inmediato que un profesional siempre está dotado de un título válido en el territorio en el que opera. En efecto, cuando hablamos de diseño, como vimos en nuestro articulo anterior, no estamos limitados al aspecto decorativo de un espacio.

UNA CALIFICACIÓN Y MUCHO ESTUDIO SON INDISPENSABLES

Obviamente, como sucedió hasta hace unos años, un título de arquitectura puede allanar el camino para una carrera en diseño de interiores, sin mencionar los cursos de grado que proporcionan una dirección específica para operar en este sector. Pero hoy ya no es la única manera.

De hecho, además de las Escuelas de Diseño, ahora hay muchas entidades, incluidas las privadas, que ofrecen la calificación y las habilidades necesarias para ingresar a este mundo: cursos especializados y maestrías adecuados para los que tienen ideas claras y quieren centrarse precisamente en el diseño de interiores.

LA PASION NO PUEDE FALTAR PERO NO ES TODO

Para ser un diseñador, en cualquier caso, la pasión, el buen gusto y el talento son un excelente punto de partida, pero no son suficientes. Es por eso que, junto con el diseño, entre las asignaturas a abordar, también se encuentran el estudio de:

  • sistemas
  • materiales
  • soluciones tecnológicas relacionadas con muebles
  • elementos de bioarquitectura
  • técnicas de iluminación
  • historia del diseño y sus diversas tendencias
  • softwares de diseño.

Por ejemplo, el diseñador, además del aspecto estético y la comodidad, también tiene el deber de evaluar la calidad de los materiales que se utilizarán, el impacto acústico, los costos de energía, la eventual eliminación de barreras arquitectónicas, la eficiencia de los espacios, el cumplimiento de la normativa, el tamaño correcto de los muebles y, por lo tanto, debe ofrecer soluciones altamente personalizadas.

MI EXPERIENCIA

Personalmente decidí dedicarme al diseño de interiores después de darme cuenta de que estaba perdiendo el tiempo con un trabajo que no satisfacía mis necesidades. La pasión y el deseo de crear, por lo tanto, fueron el primer motor y siguen siendo la base indispensable para hacerlo bien.

Tuve la oportunidad de tomar un año sabático, viajé a tres continentes, conociendo culturas muy diferentes y, al regresar de mi viaje, me concentré en el objetivo.

Para hacer esto, regresé a Italia, precisamente en Milán, la capital del diseño, y allí asistí a un Máster en Diseño de Interiores organizado por el Instituto de Diseño Italiano. De esta manera tuve la oportunidad de descubrir toda la teoría que se ocultaba detrás del concepto aparentemente simple del diseño, la oportunidad de aprender un método profesional, estudiar y finalmente poder crear un proyecto 3D real (que es solo el resultado de un proceso de maduración).

Fue en ese momento que la determinación entró en juego: es necesario caminar en la dirección correcta, no detenerse y sobre todo no desanimarse. Por lo tanto, se necesita mucha confianza en uno mismo. En cualquier caso, nunca se puede pensar que sea posible parar de aprender y estudiar. El imperativo es actualizarse, siempre.

Terminé el curso en IDI en 2014 y, en ese momento, llegó lo más difícil: ¡concretar!

MIS PRIMEROS PASOS

Desarrollé los primeros proyectos con otros estudiantes y profesores, todos muy disponibles: la humildad y la confrontación, especialmente al principio, no pueden faltar, porque son la única forma de corregirse y convertirse en un verdadero profesional.

El siguiente paso, si tu idea es trabajar por tu cuenta, es la búsqueda de los clientes: se trata de un trabajo difícil por sí mismo por la falta de experiencia inicial, a menudo aún más complicado por la falta de conocimiento del sector por parte del público.

Este es el momento más dificil: si estás convencido de que puedes hacer tu trabajo, ¡no te rindas”

MI TRABAJO

Trabajando, a veces incluso de forma gratuita para que me conozcan, logré crear una cartera de clientes respetable y lancé mi página web. Hoy trabajo en toda la provincia de Alicante (España), y gracias a internet, he tenido la oportunidad en varias ocasiones de servir a mercados extraeuropeos, comenzando con el mercado chino en rápida expansión.

¿Mis herramientas? Ciertamente ordenador y tableta gráfica, pero tampoco faltan los clásicos papeles, lápices y gomas de borrar.

¿Qué significa para mí ser diseñador? Dar  forma a una idea, forzándola a manifestarse para comunicar algo a cualquiera que la observe. Básicamente, es como ser un artesano que tiene una idea como materia prima principal.

Aviso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies


ACEPTAR
Aviso de cookies

Get in touch

600 Congress AveFlor 14 Blog C,Austin,Tx 78965

09876 768 6609875 788 889

your@mail.comname@domain.com

Say Hello.